20190206_080940.jpg

Tecnologías para la educación, Plataforma Virtual, y Programación

Hacer uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación mejoran el proceso de aprendizaje

El uso de tecnologías de la información y comunicación (conocidas como TIC) tales como páginas de Internet, CD-Roms, y videos; además de diversos programas para computadoras y aplicaciones, han causado muchos cambios en la sociedad, no solo en el sentido técnico, sino también el estructural. Muchas instituciones de nuestra sociedad han cambiado para seguirle el paso a estas tecnologías, y por ende han afectado nuestra vida diaria. Sin embargo, el impacto de estos avances tecnológicos en la educación apenas empiezan a sentirse en las aulas, a medida que los profesores integran estas herramientas en sus lecciones; y por consiguiente la forma en que se educa ha iniciado un proceso de cambio en las últimas décadas.


Las TIC pueden mejorar el proceso de aprendizaje mediante el mejoramiento del conocimiento didáctico ya existente, y además introduciendo nuevas formas de enseñar y aprender. Los niños que han nacido en nuestra sociedad actual necesitan desarrollar el suficiente potencial y las habilidades para poder utilizar completamente las ventajas que proveen las nuevas oportunidades que ofrecen las TIC; que pueden mejorar la calidad tanto de la enseñanza como del aprendizaje en las escuelas, y ayudar a los estudiantes a alcanzar mejores resultados académicamente.


Son muchos los estudios que han comprobado que las nuevas tecnologías ofrecen un sin número de beneficios para los estudiantes. Las TIC permiten una más alta calidad en las lecciones cuando se utilizan en conjunto con los profesores en el proceso de planeamiento y preparación de recursos (Ofsted, 2002). Los alumnos, además, aprenden nuevas habilidades, tales como las analíticas, que incluyen mejoras en la comprensión de lectura (Lewin et al, 2000). Las TIC también desarrollan habilidades en la escritura en el área de ortografía, gramática, puntuación, edición y redacción (Lewin et al, 2000). Aún más, las nuevas tecnologías alientan en los estudiantes un aprendizaje independiente y activo; además de un sentido de responsabilidad por su propio aprendizaje (Passey, 1999).


Las TIC prueban que los estudiantes que usan las tecnologías para la educación se sienten más exitosos en la escuela, además de que mejoran su autoestima y confianza en sí mismos. Muchos de los estudiantes, sujetos a los estudios realizados por varios académicos, sienten que el aprendizaje realizado en entornos que son mejorados por el uso de la tecnología es mucho más estimulante y mejor que el aprendizaje realizado en un aula tradicional (Pedretti and Mayer-Smith 1998).


El uso de las TIC ha cambiado la enseñanza en múltiples formas. Con las TIC, los maestros son capaces de crear sus propios materiales, y por lo tanto tener mucho más control sobre el material utilizado en el aula del que tenían anteriormente. El uso de tecnologías en el aula ha hecho que los profesores tengan que ser más creativos para crear su propio material didáctico, y que este sea interesante para sus alumnos. Además, el uso de páginas Web para mejorar las actividades en clase pueden ser utilizadas para complementar otros aspectos del proceso de enseñanza, en ves de reemplazar a los maestros completamente. Es evidente que involucrar a los estudiantes en la creación de material para el aula puede ser usado como parte del ejercicio del aprendizaje de una forma que haga a la escuela más significativa para ellos.

En los niveles de Preescolar se hace uso del programa KUBO para iniciar a los estudiantes en el mundo de la programación.

KUBO es un robot educativo basado en puzzles, que permite introducir de manera temprana la programación en los estudiantes, para desarrollar el pensamiento crítico y fomentar la creatividad, el trabajo colaborativo y la resolución de problemas.

Este recurso es libre de pantallas, ya que la codificación se hace mediante fichas electrónicas con íconos que permiten ir construyendo códigos que incrementan en su dificultad en la medida que se da continuidad.

KUBO está diseñado no solo para que los alumnos se inicien en el mundo de la programación y adquieran alfabetismo computacional, sino para que también desarrollen otras habilidades importantes que los prepare para el futuro.

La Licencia de Programación, disponible en “Aprendiendo con KUBO”, cubre muchos objetivos del currículo en el área de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). También permite a los alumnos desarrollar habilidades como la comunicación, el pensamiento crítico, la creatividad y la comunicación.